4.1.12

Otro adelanto.




 Dada la inesperada repercusión del primer número, el Staff de la revista ha decidido publicar algunas viñetas de otra de las historias de "Le Chien Avec Pulover 2".
 En este caso, la faz gráfica está finalizada, pero resta la parte más difícil: que un iletrado como quien suscribe termine de darle forma al texto, que —desde ya— no aspira a convertirse en una pieza literaria ni mucho menos. Previendo lo fatídico del resultado, ninguna palabra fue incorporada en los originales.

 Resta esperar que al menos, a los ojos del gran público, los dibujos puedan salvar un relato destinado al naufragio…(¿Podrán?).

3 comentarios:

Pibe MaipunK dijo...

¿Quién te enseñó perspectiva, pibe?
¿Néstor K.? Tenés más horizontes que joven promesa del Márquetin'.
Nah, fuera de joda:
¡Te felicito! ¡Espero que en este Próspero Año Nuevo -cual tus dibujos- prosperes como a la vez Prósperi con sapiencia propia de su prosapia propasa tu prosa!... mas por eso no debes lamentarte, ya habrá textos mejores de vuestra parte.

Landrú dijo...

A la gente le gusta el chingui chingui. Mirá el posteo anterior. Robé toda mi puta vida dibujando para el orto, sin cambiar el pulso aún después de recibir un corchazo en la mano... ¿que no puede ser? ¿no?

La onda, es dibujar un bichito mofletudo que tenga simpatía. Mirá cómo roba ahora Nik con Gaturro. Él se proyectó desde la mítica "Foto que habla" (el bichito acotaba giladas desde una acotada participación)

A la gente le gusta el chingui chingui: Mirá los comentarios del posteo anterior y mirá estos. Hacer una producción cuidada (pero sin desnudos de mujeres en tarlipes) es una garantía de un fanzín que no camina. Háganme caso viejo, que yo sé de esto: Si no saben dibujar buenas tetas ni saben hacer chistes, pongan un bicho mofletudo y que se haga el piola. No saben cómo garpa el bicho mofletudo. Suma mucho, te levanta todo el fanzín. Más que el slender shaper te levanta.

¿Un trampolín al ascenso?
= Chobi mofletudo langa.

NN dijo...

Hola maestro ¿Cómo está usted?
Primero que nada, gracias por pasar por acá y comentar a cerca de nuestra labor (Aprovecho para preguntarle ¿Pudo ver el sentido homenaje que le hicimos desde nuestro pequeño espacio?).
Creo que al mundo de la historieta y el humor gráfico no le bastaba con su inigualable trazo -fruto de su virtuosismo - y su mordaz e incisivo humor y tiene a bien recibir sus críticas.
Una cosa, entre nosotros puede dejar de lado la humildad –propia de un grande con todas las letras-. Quiero decir, tenemos un ejemplar de sus “clases magistrales” y habiéndolas leído creemos que cualquier tipo de rasgo de modestia que parta de su persona puede ser visto como falso. Los que llenan su boca hablando de Alan Moore, ignoran su obra.

De momento nuestro fanzine se arrastra, pero sus consejos renuevan nuestras esperanzas. Pienso incluir en esta historia un desnudo cuidado de una chobi mofletuda y langa. ¿Qué le parece?

Minas en tarlipes y chobis mofletudos.
Tomamos nota, maestro. Y le agradecemos la entrega para con el medio y su empeño por mejorar día a día desde hace más de 90 años. Usted es nuestro Rembrandt, nuestro inalcanzable techo. Siga regalándonos esos espectáculos a los ojos, que cotidianamente (¡Una obra de arte por día hace usted!) publica en ése diario pilar del periodismo independiente.
¡El diario más grande para el humorista más grande!