18.6.13

Interrogantes.





Y mientras se inicia el proceso contra los trabajadores de La Heras y la plaza seca del Centro Cultural San Martín permanece cerrada al amparo de la Metropolitana y sus balas de plomo, comienza un nuevo “Festival Emergente”. La sexta edición propone lo mismo que las anteriores: lavado de cara cultural para el gobierno de la Ciudad y cultura joven para respirar en cada esquina.
La cita no podía ser más tentadora: cine, bandas, desfiles de moda, stand up, arte callejero, Dj´s y Vj´s, espacio de peluquería para “intervenir cabezas” (prometen rastas y peinados sincro flow para cambiar el look), una muestra sobre John Lennon (que -aclaran- incluye su faceta de activista político), la presencia de Fuerza Bruta (¡Sí, los que organizaron el funeral de Kirchner!), campaña de Invierno de BA Solidario (para los excluidos que la gestión genera), disquerías de sellos independientes, revistas de cultura joven y…fansíns!

Hay anunciada una larga lista de expositores –desconocemos las instancias de selección-, casi todos dibujantes de fansíns y revistas autoeditadas.
Por supuesto, nuestro pasquín –como un fansín más- fue invitado a participar, hacia finales de abril, de la edición 2013 del Festival. 

Jamás concebimos una declaración de principio de Le Chien, ni nada que se le parezca y pese a la diversidad de criterios (que por ejemplo nos llevó a diferencias sobre la colaboración en el N°2 de “Comix por Mariano”) coincidimos en un punto.  

Nada tiene que hacer una publicación autogestionada como ésta en un espacio propiciado por un gobierno que ha demostrado en la Sala Alberdi lo que realmente piensa de la cultura. Motivos similares nos llevaron a no asistir al festival Viñetas Sueltas celebrado en Tecnópolis el año pasado: nuestra publicación tirifila no desea contribuir, por insignificante que la contribución sea, con el maquillaje de ningún gobierno.

Al menos hasta que se nos haga una propuesta realmente seria para convertirnos en fansineros orgánicos; una publicación sobre la “Década Ganada” en Telam, el encargo del segundo capítulo de “Haciendo Memoria” o por qué no, una historieta institucional del Pro con las grandes hazañas de Mauricio y su Metropolitana (vamos pensando ideas)…
Mientras tanto, seguimos con la pose rebelde, puesto que el día que consigamos un editor, ¡Esto se acaba, muchachos!.


Ejemplo de historieta militante al que aspiramos (se aceptan propuestas del Peronismo Federal).

 Le Chien Avec Pulover no descartan participar de un futuro número de tan audaz revisión histórica.


Quedan aún diversos interrogantes…

¿Debería Le Chien haber participado diversificando su público y promoviendo su irrelevante y nada revulsivo contenido en territorio enemigo?

¿La no presencia implica una automarginación deliberada y completamente inconducente?

¿Tendrá Le Chien que esperar mucho una jugosa oferta oficial?

¿Es Le Chien una revista de cultura joven?

¿Necesita el Staff del reiteradamente mencionado pasquín una visita al espacio de pelookeria?

36 comentarios:

NN dijo...

Me gusta redactar estas entradas; le dan a uno falsos bríos insurgentes…es fácil reclamar el margen cuando se lo hace desde allí.

Alien Duche dijo...

Mmmm... No sé si leyendo Le Chien se respira cultura joven. Lo que sí puedo aseverar, es que se respira olor chómico de parte de -al menos- el 50% de su staff.
Por otra parte me alegra leer declamaciones de este tenor, tribuneras, insurgentes y díscolas. Porque Le Chien es de las masas. Pero no de las Valerias, ni de las finas, sino de las auténticas...
Fuera de joda, mi apoyo para una sincera postura que creo, está haciendo falta, una postura crítica, de cada uno, para con la sociedad en que lamentablemente nos toca vivir.
Abrazo

P.D.: si quieren un editor que los haga trascender pero posta, acá tienen uno.

jacinto larami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diego Prósperi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Casimiro Peyton dijo...

No cambiemos el tema. Hacer así supondría hacerle el juego a la estatua de Azurduy para olvidar a los Qom. O acusar al portero para tapar el asunto del Sarmiento en Castelar.

Olvidar el Borda.

Cambiar las leyes.

Mentir las cosas.

¿Es tangible el fantasma de la inflación o es tangible el fantasma de la "B"?

¿Es una deshonra irse a la "B"?

¿No estaré cambiando de tema?

¿Quedará lindo mi pelook?

¿Vieron que Piazza se va del país con Jacinto?

jacinto larami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ari "el Escindidor" dijo...

Bueno, evidentemente, no sólo Lárami se pelea o se la pela delante de Prósperi, no sólo se plantea un lechienismo disidente entre los miembros ambos dos -y sus alteregos...
La escisión maniquea -recurso psicológico, mecanismo de defensa primitivo- llega al análisis social, al punto en que una reivindicación cultural parece ser poner un velo a la continuidad de una problemática y cerrar un capítulo, no ya para quienes piensan capitalizarlo políticamente, sino para todos y para todas... Pero el monumento a la "Mujer Originaria" (¿originaria de dónde?) no necesariamente implica lo que se plantea en las líneas de ¿"Casimiro Peyton"? (¿quién lo qué?).
¿Defendemos un arte que visibilice problemáticas pero cuando se manifiesta lo tildamos de impostura? Desde ese punto de vista, todos somos Tupác Amaru y Vértiz a la vez: descuartizados internamente por la necesidad de reclamar, denunciar y luchar por un lado, y la de no hacerlo por miedo a tomar una posición que puede parecer obsecuente con un interés "opuesto"... como si eso significara querer garcarse en guitor, "giros" de los buenos y buena merluza, o algo así.
Bueno, saludetes.

El inglés moderno dijo...

Es verdad, eso de ponerse máscaras para después cualquier cosa "el caripela lo dijo" es una estrategia infantil. Por eso, vamos a fondo con esto. Vamos a tirar piedras a los que no son como queremos porque no obran bien. O quedémonos en casa esta noche. O acompañemos una causa, así nos honran un buen día con una estatua, la escultura ecuestre a los fansineros intransigentes. Una lucha que sin duda hará que la gente se avive de que Jacinto Lárami es Diego Prósperi y todo eso. A lo mejor, la gente incluso se percata de que todo lo que nace, muere y de que todo lo que asoma, es cooptado, neutralizado. O retorcido, torturado. Esto es un mundo, a esto se le llama un mundo: Si no querés quebrarte, es mejor doblarte. Si no querés morirte, es mejor venderte.

Prósperi, ¿vos de qué lado estás?
Sé dónde vivís y cómo te llamás y de tus gustos en la intimidad. Cómo te vestís y cómo hablás.

¿Le harás caso al ocaso?
¿O te irás al mazo?

Te veré en el lugar donde no hay oscuridad.

jacinto larami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FerchoTasso dijo...

manga d topuse son re volo utede k tan vardiando al dope x aka e wacho rekaten-c
ese alien duche k c yama peguen en realida la vardio pero es un loshi k kiere k le lebanten la estuata al sovamastilez. no kiere metal!!!
el karipela sun loko sun sotreta y sip. nos olbidamo del vorda d lo qom d k monsanto kontamina i kreo el ajente naranga i d marita beron i d juan dominjo peron tnv
todo Topuse!!!
manga d gato

Diego Prósperi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jacinto larami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco Alcaide dijo...

No sé qué tanto despotrican contra vender. Para tener éxito en el mundo de los negocios hay que aprender a vender, habilidad que, por otra parte, sirve para cualquier otro aspecto de la vida, ya que la vida es una venta contínua: una entrevista de trabajo es una venta, seducir es una venta y convencer a tu pareja de ir a un sitio y no a otro también es una venta.

A menudo, cuando uno monta una empresa está demasiado pendiente del logo, la web, las tarjetas de visita o incluso el producto / servicio... Yo mismo he cometido este pecado, pero no es ahí donde hay que poner la atención y los esfuerzos (que también) sino, sobre todo, en la venta. El Director General de una conocida consultora me decía en cierta ocasión:

«Para un directivo de hoy es imprescindible manejar muy bien el mundo de las relaciones, ya sea con inversionistas, empleados, clientes, proveedores o administración. Un 80% de la agenda de un directivo debe ser el manejo de relaciones y el 20% restante para otro tipo de cosas, como formarse o mirar los números; pero si ese 80% se hace bien, los números saldrán solos».

También el Presidente Ejecutivo de otra consultora internacional me comentaba hace algún tiempo:

«Un directivo debe tener, sobre todo, experiencia comercial. En momentos como los que vivimos actualmente, el grito unánime es: ¡Todos a vender! Sin embargo, hay muchos empleados y muchos directivos que no han tocado la calle nunca. Además, si no sabes lo que cuesta aplicar en “la calle”, en el ámbito comercial, las cosas que se hacen en la empresa, es fácil que se tomen decisiones equivocadas. Cuando alguien me pregunta que le aconseje donde puede acabar su formación un hijo que acaba de terminar la carrera, le digo: “ponle a vender”. Es como el máster de la vida, y encima pagado. El buscarse la vida, la obligación de tratar a otros (al que te cae bien y al que te cae mal), el atrevimiento de entrar en la conversación con el desconocido, etc., todo eso da muchas tablas que sirven para después, con independencia del puesto que se acabe ocupando».

Hace algunos días, comiendo con un Socio de una firma financiera, gran parte de la comida discurrió en torno a este tema. Y discurrió en torno a este tema porque muchas empresas lo están pasando mal; y lo están pasando mal porque sin clientes no hay negocio. Si no se vende, no se come.

Adolph Choropowicz dijo...

Muchachos: Busquen en esta página una obra mía -un diseño en Inkscape- que erróneamente le han atribuido a Carmelo Arden Quin.

El nombre de la obra es una pregunta que quizá él no se hizo tanto como yo.

Madí dijo...

Puede seguirse la evolución teórica y artística de los miembros del grupo a través de la revista Madí, así como las actividades musicales, poéticas y plásticas allí anunciadas. El N° 2 consigna la participación de Madí en el Salon de Réalités Nouvelles en París, muestra de arte no-figurativo con 260 expositores en representación de 17 países. Encabezado por Kosice y Rothfuss, el envío causó fuerte impresión en la crítica. Pierre Descargues afirma que estas obras señalan “[…] un momento de estallido de la pintura. El arte rompe los cuadros de cuatro ángulos rectos. Es brutal, bárbaro, insolente, totalmente nuevo. Se escuchó decir el otro día, frente a estos cuadros novedosos: ‘¡Pero este es el arte indio, aquí se siente la pampa!’. Bajo la broma se oculta el homenaje a una fuerza arrogante, pero presente, torpe todavía, pero simpática. [...] Están casi orgullosos de su estilo. Buscan salir de la oscuridad y dar furiosas patadas en las reglas de la abstracción. Se puede amar a una juventud como ésta”.

Max Can dijo...

Para Galactosa y a Apold:
Quiero que sepan que son dos pichis y me los como crudos.
A ver si superan, giles.

Galactapold dijo...

Vo so boludo nomás

El Putotraterrestre dijo...

Xω:лz*ди_мир Иль0ич Л’m[.] ^Ωaz<а-яДx=Чcω- 0ф'o¬(|;.-.
¡и|e#-ФN+д&xx¬ци!

Bull dijo...

No tendre cinco patas, pero lo mio es simpatico

El experimentado del Sexo dijo...

Estimados:
Considero necesario revean su posición ideológica y tengan un acercamiento político al oficialismo.
Sería una estratagema interesante.
En realidad el otro día pasé delante de un local de la Cámpora y no se imaginan la cantidad de apoteósicas burras que ví.
Alli disiento con Lárami, que plantea "sentarse en la pija de una multinacional".
Lárami me cae bien, simpatizó en algunas ideas con él, pero está equivocado.
Este caso es omiso, van a tener un montón de militantes (de ambos sexos) esperando a sentarse arriba de su sexo.
Así que vean si consiguen que Cabandié los edite.
Eso o el Duche, que es medio oficialista, pero el lado negativo es que no conoce minitas de la Cámpora y no tiene el peculio de Cabandié.
Eh, pero igual capaz liguen.

Anónimo dijo...

En este tumblr hay un web-comic de un perro que es muy lindo: http://elescrotoporbandera.tumblr.com/

NN dijo...

Dejé pasar mucho tiempo para responder, más que nada por las horas que me insume sentarme a redactar algo que pueda ser más o menos legible. Pero las palabras de Ari “el Escindidor”, esa contradicción que señala en el comentario de “Casimiro Peyton” y que puede ser extensiva a Le Chien Avec Pulover, son sumamente lúcidas y desde que las leí sentí que necesitaban un comentario.

Lo haré como suelo responder, sin demasiadas certezas. Escuchamos innumerables veces, aquellos que vimos hasta el hartazgo las repeticiones del Chavo, que sólo un menso responde a una pregunta con otra pregunta. Doble o triplemente menso seré a los ojos del buen lector una vez concluidas mis oraciones.
No soy, desde ya, Casimiro y lo que escribo lo hago a título personal.

Tal vez haya que rastrear nuestra negación a cierto tipo de reconocimiento, y por que no nuestras posibles contradicciones en el asunto, no sólo en los fines, sino también en los emisores mismos de determinado arte que pretende reivindicar episodios o figuras que podemos compartir. Como dijimos, “nuestra publicación tirifila no desea contribuir, por insignificante que la contribución sea, con el maquillaje de ningún gobierno”.
Desde mí, tampoco hay señalamientos a quienes toman parte en estos eventos: cada uno difunde su mensaje, sea cual fuere, como mejor le parece.

Evidentemente, un monumento a Juana Azurduy no mejora en nada la situación de los pueblos originarios. Dudo inclusive, que aporte un poco de luz sobre su figura. Tampoco logra tapar una realidad.
Sí me arriesgo a pensar que una canción en voz de bandas de cualquier género puede estimular a un interlocutor a una búsqueda; que en la –me permito el término- cultura popular hay más posibilidades que en la que se escribe en los manuales.

Eríjanse los monumentos que se quieran o desplácense los ya existentes, esto no implica visibilización alguna de conflicto. Un poco la historia “S/T” del ya lejano último número va para ese lado, cierta desesperanza respecto al “arte que visibilice problemáticas”. No creo una impostura el “monumento a la mujer originaria”, porque no surge del gobierno macrista (y según entiendo, tampoco del “nacional y popular”), por ejemplo; ahora, puedo disentir en otro aspecto con éste, tema sobre el que volveré en párrafos posteriores.

NN dijo...

Dicen los que saben que la memoria es un espacio de lucha, no algo que se instituye tornándose inmutable, sino una construcción que implica una puja entre diversos sectores.

Primer recuerdo, Parque Lezama siendo yo un niño. En el piso, una efímera pintada (duró lo que las lluvías y el paso de los transeúntes se lo permitieron) símil mural, en que un grupo de “indios” danzaban tomados de sus manos coronados por una frase alusiva a cierto nombre. Levantando la mirada, el monumento a ese cierto nombre, Pedro de Mendoza, y su sable manchado con pintura roja.

Segundo recuerdo, una compañera que militaba (y milita) en el Frente Popular Darío Santillán, manifestó su deseo de ver, al fin, oficializado el cambio de nombre de la estación Avellaneda por el de “Darío y Maxi”. No pude disimular que la idea no me entusiasmaba para nada, con palabras que hoy por hoy probablemente no usaría. Y no porque me moleste el cambio en sí, sino por lo que este deseo –a mi modo de ver-conlleva.

La misma pugna que en la estación de tren se da cada tanto, al menos desde mi niñez, a lo largo de la calle Ramón Falcón; en cada cartel una acción de bandalismo que impugna el nombre del jefe de la policía.

La gran pregunta ¿Necesitamos una sanción oficial, luchar por ella? ¿Qué significan hoy por hoy los monumentos y su solemne rigidez?
¿Acaso no es más significativo ver los bustos de los próceres del estado argentino escrachados una y otra vez? ¿Los nombres de las calles y estaciones subvertidos como actos de Terrorismo Poético que irrumpen en la cotidianeidad e instalan la incertidumbre? ¿Acaso no es un insulto ver el rostro de un luchador popular impreso en un billete o verlo compartir una guía de calles con tantos otros repudiables?
(re)Tomando un tema que se imprimió en un número de Le Chien como ejemplo.
Si la calle Humberto 1° cambiara mañana su nombre, por obra y gracia del gobierno, a “Gaetano Bresci”, no sólo estaríamos ante un nuevo acto de cinismo e impostura, sino que el nombre del vindicador obrero se convertiría en letra muerta. ¿Acaso el finado monarca italiano no es recordado –casi exclusivamente- por quienes saludamos al segundo? ¿No es más probable que alguien que lee la consigna en el monumento de Roca “Mejor un Mayo Francés que un Julio Argentino” se pregunté a que se alude desde el sténcil a que lo haga por un simple cambio de nombre en un cartel?
¿No hay más posibilidades de generar conciencia saboteando lo existente?
¿O generando propuestas que no puedan ser enmarcadas del todo “dentro de la estructura convencional del consumo de arte” por citar a Hakim Bey? ¿Qué circulen por el margen? ¿Y por qué generar conciencia y no simplemente molestar?
Todas estas estrategias vuelven a la memoria algo dinámico, algo que la mantiene viva y activa.
Este carácter extraordinario y disruptor me parece a mí, más valedero que emplear los mismos mecanismos que el arte oficial. Un monumento se normaliza, se integra a la cotidianeidad del paisaje, es algo que se asimila por costumbre; una intervención que hoy está, mañana no, pasado no y al día siguiente sí….quién sabe.

¿No es menester dejar el bronce para quien pueda pagarlo y armarnos con alquitrán, sintético, sténcils, aerosol o pegatinas –materiales económicamente más accesibles y estéticamente anti-artísticos- para que sepan que opinamos de sus héroes?

Bueno…o algo así.

NN dijo...

...Y Anónimo, ése es un muy buen "web-comic". Ya me veo leyéndolo con un lagrimón el día que cierto chobi no nos gratifique más con su presencia.

Julián Blas dijo...

El de ustedes es el verdadero fanzine de esta década!

NN dijo...

Hola Julián.
Aunque parafraseando a Madureira, los elogios no hagan madurar, agradezco tus palabras, siempre y cuando se haya tratado de un elogio. En caso contario, se agradece igual, pero no por las razones precedentes.

¿Fanzine de la década? ¿De qué década? El nuestro es el verdadero fanzine de la década, pero de la década perdida. O el fanzine perdido de la década ganada. Quién sabe. Y pensarlo así aún me suena pretencioso, si todavía no cumplimos dos añitos. Si bien no nos interesa, no somos un éxito de ventas ni de críticas, aunque los números gratuitos suelen ser bastante requeridos (considero que por ningún mérito en particular). Veremos si las cosas cambian con el N°4, que está por salir en un par de semanas.

De todos modos nunca aspiramos a ser lo más cercano al fanzine que nos gustaría ver: esmerado visualmente y con los temas que nos tocan. Puede juzgarse como un intento fallido, pero al menos se trata de un fracaso esmerado.

Saludos y gracias.

NN dijo...

Perdón, debí decir que aspiramos a ser lo más cercano al fanzine que nos gustaría ver (y leer).
Ahora sí, nos estamos viendo.

jacinto larami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diego Prósperi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jacinto larami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NN dijo...

Vamos Jacinto, que el otro día cuando dibujabas en vivo para tu público, no parecías tan exigente con las devoluciones, ni me pareció que increparas a quienes manifestaban -con escuetos bocadillos- su gusto por tus simpáticos miriñaques, ni que evitaras la exposición a “comentarios boludos como…”. De hecho, ni viniste a tomar mate con los pibes, pedazo de gato.

JL putea contra la insustancialidad, anhela un sesudo análisis filosófico-político de las páginas de Le Chien, para luego mostrarse severo con la crítica en general y descalificar las disertaciones académicas en torno a un pasquín tan insignificante como el nuestro.

Relajese, por favor, Don Lárami.

Jacinto Larami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Larralde dijo...

También dije:

Sepa morderse la lengua cuando no tenga razón.

El hombre que es moscardón
nunca gana una partida.

La palabra bien medida tiene el doble de valor.

Si el perro mueve la cola
el perro sabe lo que hace...

Nunca se meta ni pase por juez de problema ajeno

el rancho suyo está lleno de cosas por arreglarse.

Jacinto Larami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Y, ya lo dice el dicho. Amar es destruir y ser amado es ser destruido.

Anónimo dijo...

Si entra una olla, ¡no metas tu polla!