6.11.15

¡Daniel Solano Presente!

A cuatro años de la desaparición del joven trabajador golondrina, unas modestas páginas como homenaje a quien únicamente osó cuestionar la estafa de la que era víctima.

Y un link a un breve documental sobre el caso.







14.10.15

Reseña: Le Chien Avec Pulover en Dibujados! (12. 10. 2015)


 Al principio del evento me sentía el único fantasma visible e invisitable de una isla en blanco y negro. Todas las otras mesas costas eran colores, guirnaldas y dibujar un gato halagable. El gato ese era un imán para las feligresas de lo felino. [Nota: Era un solo gato, pero su presencia era insoslayable.]




 Hacia lo último del evento cayó Julián Blas y se copó con dos birras. La primera la invitó plenamente y la segunda puse veinte pé, pero como hablábamos con otro chango, el otro chango también puso veinte pé. Digo "chango" pero estaba terminando una tesis. En fin: No compré Galaxer ni busqué el stand de su autor. Sólo abandoné el puesto para ir al baño a mear y después para ir a comprar la segunda birra con el dinero de los tres.




 Igual eso fue a lo último. Al principio, como no sabía qué hacer, en un momento me puse a pegar dibujos en el borde de la mesa, como se vislumbra en algunas fotos. Compré un fanzine manga a 20 pé. Es a color, no creo que te guste, pero el pibe era buena onda y como hablamos un toque de mangas y todo eso, me cayó re bien. Los momentos donde alguien entabló una conversación conmigo también fueron islas.




 La piba esa de Panxa en un momento se puso a vender rifas, yo tenía veinte pé para comprar un par de ejemplares de Galaxer, los usé para las rifas (no gané nada). Cada rifa salía 10 pé. Lo mismo que un glorioso ejemplar de Galaxer, auuuhhhh... pero ayudamos al evento. Bien ahí. Luego de unas horas la piba de Panxa reintentó la venta de las rifas que en mi caso fue infructífera su adquisición, por lo cual no le volví a comprar.



 Además, no sé en qué momento vendí un ejemplar de nuestro producto, pero no fue inmediatamente tras montar el puestucho ni bastante después. En un momento sentí que nada tenía sentido y después me alegré porque sentí que estaba bueno que así fuera. Me puse a cantar

"Sigo dando vueltas, nena / de madrugada / nena, nena
Necesito una explicación
Hay una luz
en tu ventana
nena nena
¿o es que tu cama se incendió?"

 De todo lo que se vendió, no tomé una sola nota. No me lo creía ni yo, al principio. No se vendió ni un ejemplar de "Avec Pulover" ni de "Apold, Samuelito y..."
 Me pareció muy bien. Quizá suba lo de "Apold, Samuelito y..." a Zinerama, no sé, en formato liberado.


 Cuando estuvo Julián Blas, vendí como 4 ejemplares y hice un par de bailecitos. No hay registro fílmico de ello. Hay uno que hice el domingo, lo subí aquí. Cada vez que alguien se acercaba, Julián Blas decía con aplomo algo así como "Llévate ese, yo sé lo que te digo. Fijate, hojeálo". Y alguno que hojeó se llevó más de un número de los que cuestan plata, no sólo del gratis. De los petite, sólo puse a disposición del público el de Represión. Sentí que el de Procrastination of the chobis ocupaba demasiado espacio. Además estuvo ayer; además está en el blog.

 Mi balance es positivo, porque me encantó presumir cada vez que alguien preguntaba por si teníamos (cuenta en) Facebook que no, que casi todo estaba alojado en blogger. Que salvo "Apold, Samuelito y..." estaba todo ahí porque somos "de buena leche". Esa última acotación no la hice todas las veces. Pero cuando la hice, ya estaba mi ánimo más caldeado. Cuando empecé a hablar con un par de gentes que hojearon en vez de sólo pasar de largo, se disipaba la tristeza de lo absurdo y me copaba hacer algo simpáticamente impopular, sin gatos, stickers y yo qué sé qué más... En fin, tengo ideas locas para el próximo fanzine. Cada asistencia a un evento de esta naturaleza siempre me sirve de fuente de inspiración (aunque no sé señalar necesariamente cómo). Soledad, desbaratamiento de la ilusión de comunicación. Cabal comprensión de que lo que a unx le cabe no le importa a nadie más en la vida, y sin embargo...


 Me parece genial que a la gente le guste lo que sea que le guste. Por lo menos, desde que salí del teatro El mandril el lunes hasta esta hora del miércoles, me parece que no tengo quejas sobre lo que la gente elija, como creo que sí las tenía cuando dibujé la historieta de Los fanzineros en el número 2. Estaba tan al pedo que me puse a releer algunos. Tuve que dejar de leer "Cascadas de lágrimas" del Le chien epílogo porque me iba a poner a llorar en frente de todos como el maricón que soy y no da. Después de que se fue el vegano (¿Era el autor de Chuño, no?) que nos ayudó a montar la mesa el día anterior, cubrí su parte de la misma con los dibus que pegué en el canto. Esos donde Ofelia se divierte en desmontar al quebrado Samuelito. Me animó ver a unos pibes que se rieron con alguna de esas giladas que brotaron de mi alma. Una expresión genuina de ella, investida con el prestigio de la genial creatura de doña Julieta Arroquy. La mina me cae bien, me contestó el mail con la mejor onda. Igual, nada, eso estuvo "en exposición" durante más de veinte minutos. Ponele. No soy bueno en estimar el tiempo, pero ya estaban todos levantando campamento.

 Me parece que esto va para el blog, como reseña o algo así. [Nota: Esto es de un mail que acabo de redactarle a mi camarada.]

27.4.15

Cristiano Parini, un fanzinero con hambre de Revolución.

Cristiano Parini, ganador del premio Diógenes Taborda, conversó unas palabras con Diego, quien transcribe algunas cosas. Otras se las inventó o las copió de otro reportaje, ja ja:



  Cristiano: Y... en los noventas, éramos todos fanzineros. Y muy arriba, los grandes maestros. Alcatena, Moebius, Raznovich... Lo que tenía de bueno es que había mucho campo libre. Y de a poco, lo fuimos ocupando. Y nos volvimos un poco referentes de los que vinieron después. 


 Diego Prósperi: Pero Cristiano, ¡a vos no te juna ni Montoto!


 Cristiano: Ah, boooaaaah... el muerto se ríe del degollado, ¿no?


 Diego Prósperi: :(


 Cristiano: Bueno, bueno, no me llorés flaco. Decía: Veo que a los pichis que están empezando ahora, les cuesta mucho más. Porque hay una caterva de...


 Diego Prósperi: ¿Qué es "caterva"?


 Cristiano: Narizón del orto, me interrumpís una vez más y no respondo de mí.


 Diego Prósperi: ...



 Cristiano: Bueno, ya fue. Ahora es más difícil hacerse notar. Está Olga PorotAzuki, está Max King, está Pablo Zambrano... es jodido. Pero antes no había escuelas de guión. Yo trabajo en una. Así que, si sos un pichón que recién está comenzando, vení a las escuelas de guión donde dicto mis cursos.


 Diego Prósperi: ¿Y vos fuiste a una escuela de guión, para formarte?


 Cristiano: ¡Ni a palos! (risas)


 Diego Prósperi: ¿Y qué onda estas chapas que pegaste con smegma?


 Cristiano: No usé "magma" o no sé qué dijiste. Usé afrecho.


 Diego Prósperi: Bueno, pero smegma es afrecho en inglés.


 Cristiano: Ah, mirá vos. Y no, nada. Vendo estas chapas y me hago unos mangos. Las encuentro por ahí, les orino encima para que se oxiden más rápido y las doblo con una pinza que le chotié a Ragazzoni. 



 Diego Prósperi: ¿Y de acá te gusta alguna historieta?


 Cristiano: Oestergeld [sic] me vuela la cabeza. 


 Diego Prósperi: ¿Y algo más de ahora?


 Cristiano: Matías de Sendra contra Cabandié. Todavía no se publicó. El guión es de Trillo, y por eso es medio trillado, pero los dibujos son de Jacinto Lárami. Como se murió, los tuvo que terminar de entintar Lucas Varela. Y como Trillo también se murió, el guión lo concluyó Guido Cuadros. Yo vi unas páginas y ahí me pareció que lo de Oestergeld [sic] está envejeciendo mal. (risas)


 Diego Prósperi: ¿Cómo fue ganar el premio Diógenes Taborda?


 Cristiano: Una mierda. Se lo dan a cualquiera. Es inadmisible que a una persona de MI TRASCENDENCIA le den el mismo premio que a ella... me parece que NO merezco ese trato... [Nota del editor: Se refiere a Olga PorotAzuki, ganadora también del premio Diógenes Taborda.]


 Diego Prósperi: ¿Pero te dieron plata o no?


 Cristiano: OBVIO QUE NO. Si me hubiesen dado plata, me hubiese dado igual que el premio de morondanga ese se lo diesen a Tute o a David Mazzucchelli. No tienen derecho a llamarlo premio.


 Diego Prósperi: La verdad que no. Bueno chabón, gracias por el folleto autografiado de tu exposición.


 Cristiano: De nada, flaco. Nos vemos en alguna F.L.I.A.


 Diego Prósperi: Dale, cuidate.
 
 

15.4.15

Avec Pulover. Ya en la calle.



Holas, mi nombre es Jacinto Lárami, pero en realidad es Diego Prósperi. Nací como un muerto pero volví a morir. Hay algo que te quiero decir y no me animo. Ahora sí: Ya está, ¡je je! Rompí sus dibujos que adornaban mi pared. Me costó menos de lo que creí. Arrancar algo de ella (arrancarlo de mí, digamos). ESTÁ MUY BIEN, porque tenía la paz de quien nada espera, y por esperar amor, me desgarré a mí. No a mi culo, A MÍ. Hay diferencia: Me puse en situación de ser desgarrado. Y eso fue lo que pasó; lo que pasó, pasó (entre ella y yo). Desde que no tengo que cuidar su cariño, ni oír sus caprichos... ya no cojo tanto. Igual nunca me quiso y nunca más me va a querer. Igual, desde el 2007 que no cogía. Así que en el 2021 y quizá en enero del 2022 me vuelve a tocar, ¡vamo' lo' pibe'!

 Me visto de fiesta y estreno nueva década de pajas, ¿qué tul?

 Con este mondongólfico pastiche que resultó AVEC PULOVER, no intenté deliberadamente exponerme a la gente, la gente, ¿qué sabe? No la conozco, no me interesa a menos que me interese y, palabra de chobi, si la gente leé Aquamán, como hace el Capitán, por el culo se la dan. No a mi culo, yo tengo OTRAS PREGUNTAS. No tengo tus ojos ni te hablo a vos. Pero es un fanzine, vieja: Puede ser lo que yo quiero. No va a venir tu jefe a decirme que hay que sacar mis giladas porque al anunciante no le cabe anunciar en su revista. Acá no te ve tu mamita, pero yo a mi mamita sí le leí mi fansín. OBVIAMENTE, le tuve que explicar algunas partes, como esas de Gordo Accorsi y Guido Cuadros.


Para leer nuestra última publicación, pinche el enlace.

26.1.15

Le Chien. (Epílogo). Ya en la Calle.




Luego de la “Conclusión” viene el consecuente “Epílogo”. Aunque “Le Chien” no es, en rigor, “Le Chien Avec Pulover”; es sólo parte de él. Porque fue bajo su cabecera en donde proyectó publicarse lo aquí reunido. 
Las páginas de "Le Chien" vencieron la tentación de quedar inconclusas o inéditas, puesto que algunas llevan largo tiempo hechas. No es antojadizo escribir que mucho de lo que incluye este volumen estuvo a punto de no suceder. Malas ideas. Pretenciosas. Insostenibles. Vergonzantes. Otras sin una solución narrativa efectiva. Pero vamos, es un fanzine y puede ser lo que desee ser.
Así, se reutilizaron dibujos abandonados; se retomó (y concluyó) una historia prevista para un viejo número;  se desempolvó un añejo texto emo; ideas descartadas encontraron curso (tal vez no el mejor, pero si el posible). El resultado es este conjunto dispar que cierra un ciclo.


Para leer nuestra última publicación, pinche el enlace.


Sobre la Insurrección del '19.




Para leer sobre la Semana de Enero, (o Semana Trágica), pinche aquí, en donde encontrará dos artículos de tendencias ideológicas opuestas. O lea la burda y superficial lavada de manos de la Wikipedia (no busque, en ningún caso, objetividad).

16.1.15

Proximamente...




En Democracia o Dictadura, la tortura continúa.

Y Le Chien te lo cuenta por enésima vez en el próximo número. Pedilo antes del 31 de diciembre (de 2015, eh -que, aclaremos, va a ser un mejor año-) en tu kiosko amigo.